Cómo combatir la fatiga que nos producen las videollamadas

Escrito por: Sodexo Chile

Ya sea por Zoom, Meet o Teams, el exceso de videollamadas nos está agotando la energía. Y no se trata sólo de reuniones virtuales de trabajo, sino también de cumpleaños y reuniones sociales de otro tipo. ¿Qué podemos hacer para reducir la fatiga provocada por las videollamadas?

Desde que se desató la pandemia del coronavirus, estamos en Zoom todo el tiempo. Fue la forma que la tecnología nos entregó para mantenernos conectados y poder seguir con nuestras vidas, aunque sea de forma online. El problema es que muchas personas lo encuentran agotador. ¿Qué es exactamente lo que nos está cansando?

Un estudio realizado en febrero de 2021 por investigadores de la Universidad de Stanford plantea que el alza de la carga cognitiva y la necesidad de interpretar señales de forma constante, la permanente autoevaluación, sentirse constantemente observado y la movilidad reducida podrían explicar esta situación.

Según manifiesta Marisa Shuffler, profesora de la Universidad de Clemson, estar en una videollamada requiere más atención que una conversación cara a cara. Debemos trabajar más duro para procesar señales no verbales así como las expresiones faciales, el tono de la voz y lenguaje corporal. Prestar más atención a todo esto consume más energía.

Nuestras mentes se están comunicando, pero no así nuestros cuerpos. Y es esta disonancia la que provoca que las personas tengan sentimientos encontrados, evitando que se puedan relajar.

Actualmente, muchas personas eligen conectarse a reuniones virtuales con las cámaras apagadas, pero cuando tienen la cámara prendida sienten que todos los están mirando entonces surge la presión social y la sensación de que se necesita interpretar un rol, lo cual puede ser muy estresante. Además, es muy difícil para las personas no mirar su propio rostro o no estar conscientes todo el tiempo de cómo se comportan frente a la cámara.

Toda esta sensación de fatiga por las videollamadas se suman al estrés de estar encerrados y de sentir incertidumbre frente al futuro.

Una vida social en línea

Otro de los factores disonantes es que todos nuestras relaciones sociales están ocurriendo a través de la pantalla lo cual aumenta los sentimientos negativos hacia Zoom o Meet. Es como ir a un bar y hablar con tus colegas, tus amigos, tu pareja, tu familia, todos en el mismo lugar.

Además existe la percepción de que debemos rendir todo el tiempo para así asegurar nuestros trabajos.

Cómo aliviar la fatiga de las videollamadas

  • Según el estudio de los investigadores de Stanford, la fatiga es mayor cuando aumenta la frecuencia y duración de las reuniones, por lo tanto, es esencial limitar las videollamadas y su extensión a lo estrictamente necesario. Es razonable que se establezcan límites acordados con los trabajadores.
  • Los archivos compartidos con notas claras a veces pueden ser mucho más eficientes que las videollamadas.
  • Prender la cámara debería ser opcional. Si es necesario tenerla prendida, intentar ocultar la ventana donde aparezca nuestro rostro, así evitamos vernos durante la reunión. Enciende tu cámara cuando te unas a una reunión para saludar y que los demás puedan verte, aunque sea por breves segundos. Mucha gente apaga su cámara cuando no está hablando, pero la enciende de nuevo cuando sí habla.
  • Evita hacer otras cosas durante la videollamada. Puede ser tentador revisar Instagram o WhatsApp —total, nadie nos ve—, pero impide que nos enfoquemos en una. La próxima vez que estés en una reunión virtual, cierra cualquier pestaña o programa que pueda distraerte, y guarda el teléfono.
  • Prueba con el programa de reuniones virtuales que más te acomode. Aparte de las ya clásicas Zoom y Meet, existen alternativas como Microsoft Teams (tiene muchas funciones gratuitas y herramientas de productividad, adecuado para grandes empresas) o  GoToMeeting (ideal para videoconferencias pequeñas desde diferentes dispositivos y plataformas como web y app).

Si la exposición a largas horas de videollamadas provoca fatiga mental, eso va a tener efectos en las personas y finalmente también en los resultados de las empresas. Es importante recopilar feedback de cómo se sienten tus colaboradores.

Y tú, ¿sientes que las videollamadas están drenando tu energía en el trabajo?

Descarga la Guía del Teletrabajo Sodexo 2021 que preparamos para ti.Guia trabajo remoto

Comentarios