5 formas de promover la equidad de género en la empresa

Escrito por: Sodexo Chile

En pleno siglo XXI, hemos avanzado en cuanto a derechos laborales y oportunidades para las mujeres en la empresa. Pero, ¿es suficiente? No. La falta de oportunidades, discriminación, brecha salarial, el acoso y otras formas de violencia siguen siendo algunos de los obstáculos para la equidad de género en las organizaciones.

Ha pasado más de un siglo desde aquel 8 de marzo en donde 129 mujeres fueron asesinadas durante una huelga, en la que exigían reivindicación laboral e igualdad de derechos.

En el mes de la mujer, queremos hacer visible la desigualdad que afecta a las mujeres, pero también queremos plantear ideas y soluciones para promover las transformaciones necesarias para impulsar la equidad de género en el trabajo.  

¿Qué es la equidad de género? 

La equidad consiste en que hombres y mujeres deben recibir los mismos derechos, beneficios, igualdad de oportunidades, mismas sentencias y ser tratados con el mismo respeto en todos los aspectos de la vida cotidiana: trabajo, salud, educación.​ Según explica la UNESCO, para alcanzar la equidad, debemos incorporar medidas que compensen las desventajas que históricamente han arrastrado las mujeres.

5 formas de promover la equidad de género en el trabajo

La equidad de género no se consigue contratando un 50% de mujeres. Veamos algunas formas de trabajar la igualdad laboral, todas aplicadas en diversos países, por instancias como el Banco Mundial (BM) en colaboración con empresas.  

Usar la perspectiva de género para reclutar personal

La discriminación hacia las mujeres está presente desde el proceso de reclutamiento de personal, desde el momento mismo en que se define el perfil del cargo. Se recomienda que no sea requisito ser hombre o mujer para tener un puesto.

Del mismo modo, se sugiere tener presente que ser mujer u hombre no debería ser requisito para ningún puesto de trabajo.

Fomentar una cultura inclusiva y elaborar normativas

Para promover una cultura igualitaria y de inclusión laboral, se aconseja a las empresas crear un protocolo contra el hostigamiento y acoso sexual. En segundo lugar, es necesario informar al personal sobre las políticas que aplica la compañía para la no discriminación, así como capacitar al personal para prevenir y detectar cualquier expresión de violencia de género y acoso, y eliminar las bromas sexistas.

Impulsar equipos de trabajo igualitarios

Una medida para trabajar por la equidad de género, es ofrecer las mismas capacitaciones y oportunidades de promoción a hombres y mujeres. Y es que, comúnmente, las empresas relegan a las mujeres al asignarles tareas estereotipadas.

Reconocer públicamente los logros de las mujeres

Una manera de trabajar por la equidad es reconocer a las mujeres por sus buenos resultados, de la misma manera en que se hace con los hombres.

La comunicación es clave

Para empezar a trabajar por la equidad de género, es fundamental escuchar las necesidades y motivaciones de las trabajadoras, para así generar políticas que fomenten su crecimiento y sentido de pertenencia e identificar sus habilidades y competencias, tanto individuales como empresariales.  

Crear planes de promoción que garanticen la igualdad de oportunidades para todos los colaboradores, sin importar su identidad y orientación sexual.  

En resumen, trabajar por la equidad de género en la empresa significa incorporar una cultura inclusiva en las normativas de la empresa, pero también practicarla a diario, dar el ejemplo y capacitar al equipo para evitar situaciones de discriminación.

Comentarios




Suscríbete a nuestro blog