Cómo prevenir la discriminación en el lugar de trabajo

Escrito por: Sodexo Chile

El 2021, el Hospital Regional de Concepción fue condenado por un caso de discriminación en el trabajo hacia un joven transgénero de 27 años.

Nicolás Grandón decidió llevar su caso ante la justicia después de dos años de sufrir actos discriminatorios de parte de colegas y jefaturas. Incluso estuvo con licencia psiquiátrica aproximadamente un año. Además de pagar una indemnización de 7 millones de pesos, la justicia ordenó al hospital la creación de un protocolo para capacitar a funcionarios y evitar este tipo de conductas. Pero, ¿estas medidas son suficientes? No. Una persona no debería tolerar discriminación de ningún tipo y menos tolerarlo por un periodo extendido.

Después del hogar, el trabajo es el segundo lugar donde las personas pasan más tiempo en sus vidas. Por eso, es importante que los colaboradores se sientan a gusto en la oficina, en el taller, fábrica o en el que sea su lugar de trabajo.

Desafortunadamente, a menudo el problema de la discriminación en el mundo laboral se pasa por alto o no se habla mucho, lo que deja a los empleadores y colaboradores en la oscuridad cuando se trata de lidiar con estos casos.

Por tanto, las empresas deben aprender a prevenir la discriminación en el lugar de trabajo a través de prácticas o políticas que garanticen el trato igualitario  de los colaboradores, de lo contrario, la moral, la productividad, el rendimiento y el compromiso del personal, pueden verse afectados. Además, esto también puede contribuir al incremento de la  rotación de trabajadores debido a la falta de medidas efectivas para detener el problema.

¿Qué pasos se pueden tomar para prevenir la discriminación en el lugar de trabajo?

Primero, busquemos la definición de discriminación según la RAE:

Dar trato desigual a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo, de edad, de condición física o mental, etc.

Sin embargo, es importante saber que en Chile las personas están protegidas bajo la Ley 20609 que establece medidas contra la discriminación, por lo tanto, evitar y prevenir la discriminación en el lugar de trabajo no es solo un tema ético sino que también jurídico.

La discriminación se puede ejercer de diversas maneras: a través de un trato injusto, acoso, negación de un cambio razonable en el lugar de trabajo, preguntas inapropiadas, represaliías por quejarse o por haber sido parte de una investigación/demanda por discriminación laboral.

Prácticas para prevenir o evitar la discriminación en el trabajo

Educar a todos sus colaboradores sobre lo que constituye discriminación

Para esto se pueden llevar a cabo de manera regular programas de capacitación contra la discriminación. Es importante asegurarse de que todos los trabajadores sean conscientes de los posibles problemas de discriminación en el lugar de trabajo, tengan conocimiento de sus políticas y procedimientos, así como de contar con los canales apropiados para denunciar un caso. Además, se necesita hacer un esfuerzo por informar a los empleados sobre los resultados de discriminar, que incluyen posibles demandas. 

Capacitar a supervisores y gerentes sobre cómo responder adecuadamente a la discriminación en el lugar de trabajo

Tener protocolos y reglas claramente establecidas es una forma de hacer que los gerentes y empleados sean conscientes de cuál es el comportamiento aceptable y cuáles son casos de discriminación.

Manejar cualquier caso de discriminación de manera seria y confidencial

Se necesita alentar a los trabajadores a que denuncien y participen en la investigación de un caso de discriminación, asegurándose de que se mantendrá la confidencialidad (en un grado razonable) y que las personas que presenten quejas estarán protegidas en todo momento. 

Cualquier colaborador que sienta que ha sido discriminado o tratado negativamente debe informar el problema a Recursos Humanos, a su supervisor directo, gerente o director, y debe sentirse cómodo y seguro al hacerlo. 

En estos casos, todas las empresas deben ser consistentes al abordar los problemas a través de una investigación justa y razonable. Resolver los problemas de discriminación en el lugar de trabajo de manera oportuna debe ser una prioridad, ya que, de lo contrario, se puede perder la confianza y la credibilidad.

Desarrollar una política estricta en el lugar de trabajo que no permita la discriminación, asegurando que esta sea correctamente aplicada

Las políticas antidiscriminatorias de las empresas pueden variar ampliamente dependiendo de su cultura y naturaleza, sin embargo, es importante resaltar el derecho del empleado a trabajar en un entorno profesional, donde sus habilidades, capacidades y conocimientos son los factores más importantes para su éxito. La política de trabajo de su empresa debe tener tolerancia cero para cualquier forma de discriminación y debe ser revisada periódicamente.

Ampliar los canales de comunicación

Una parte importante del proceso de denuncia es proporcionar canales de comunicación eficaces y transparentes. Idealmente, una empresa debe tener más de una opción para que los colaboradores denuncien la discriminación, lo que garantizará que un supervisor no pueda ocultar los problemas a Recursos Humanos y las gerencias. 

Los canales formales de comunicación son cruciales para que el afectado pueda presentar su denuncia. Ejemplos: Intranet, correos electrónicos, cartas o interacciones cara a cara e incluso canales que permitan realizar denuncias anónimas.

Sin embargo, también es importante que, a través de la capacitación, los miembros del equipo puedan detectar situaciones discriminatorias que, de lo contrario, podrían pasar desapercibidas. 

No olvides: un clima laboral saludable, donde se practique el respeto, es un lugar de trabajo productivo. Crear un ambiente de trabajo libre de discriminación y acoso no es un trabajo fácil, y es importante que haga todo lo posible para evitarlo.

Comentarios