Bienestar y salud: cómo elegir la mejor silla para trabajar

Escrito por: Sodexo Chile

La silla es la reina de la oficina y muy importante para el bienestar y salud de tus colaboradores, ya sea que trabajen de forma presencial o en modalidad home office. Es un factor que influye directamente en la productividad laboral. A continuación veremos porqué.

El uso de sillas ergonómicas es vital para la calidad y desempeño de los colaboradores. La buena postura, un respaldo correcto y hasta el soporte para los brazos tienen un impacto en el bienestar que se refleja en el correcto desempeño de las funciones de cada trabajador. 

Los usuarios más felices también son más productivos y ayudan a que el entorno de trabajo sea más saludable y positivo.

¿Por qué deberías invertir en la mejor silla de oficina?

En términos de rendimiento, el tipo de silla puede reducir la cantidad de descansos que el trabajador se toma debido a la incomodidad. Esto no significa que no deba hacer pausas, pero no porque sienta dolores de espalda. A la larga, esto va a afectar a su salud y en desmedro de un ambiente laboral saludable, según indica la kinesióloga y quiropráctica Fernanda Picón.

Productividad: los colaboradores podrán concentrarse más fácilmente sin distracciones ni necesidad de que cambiar de postura debido a la incomodidad.

Fomenta la buena postura: cuando usas una silla incómoda, terminas encorvando la espalda, lo que puede generar lesiones a largo plazo.

La salud es una prioridad. Algunos estudios demuestran que el 86% de los trabajadores de oficina dicen que su silla de oficina hace que las cosas se sientan incómodas , y más de la mitad desearía tener una silla mejor. Invertir en un asiento bueno y cómodo demuestra que la empresa se preocupa de sus trabajadores.

¿Cómo puede una mala postura afectar tu salud y bienestar?

El uso de una silla no apropiada para trabajar puede provocar muchos problemas de salud, como algunos de estos:

  • Desalinea el sistema musculoesquelético.

  • Desgasta la columna vertebral, volviéndola más frágil.

  • Causa dolor en el cuello, espalda y hombros.

  • Afecta el equilibrio.

  • Dificulta la respiración.

  • Dificulta un buen descanso nocturno.

bienestar silla teletrabajo

¿Cómo es la silla perfecta?

Elegir una silla con diseño ergonómico es una de las acciones para mejorar el desempeño laboral que toda empresa debería incorporar. Para elegir la silla, ésta debe cumplir con ciertas características.

Altura correcta

La altura correcta del asiento dependerá de la altura de su usuario, pero debería ser ajustable para que la use cualquiera. Esta configuración permitirá que los pies formen un ángulo de 90 grados y apoyados en el piso, los muslos en posición horizontal y los brazos a la altura del escritorio frente a él.

Si se ajusta correctamente, la silla proporcionará un apoyo óptimo y equilibrado para la zona lumbar, el trasero y los muslos. Esta postura también mejorará la circulación sanguínea de los pies y aliviará todos los puntos de presión detrás de las rodillas.

Ancho y profundidad

La zona posterior de la rodilla debe quedar libre de presiones excesivas que puedan generar molestias. Cualquier asiento de oficina debe tener suficiente ancho para sostener a cualquier persona cómodamente

Apoyo a nivel cervical para soportar el cuello

Si la silla no trae, se puede anexar un accesorio complementario. Según la kinesióloga y quiropráctica Fernanda Picón, el cuello y la cabeza deben estar en posición recta. La pantalla debe estar en relación con los ojos que no implique agachar la cabeza.

Apoyo de brazos

Los brazos deben estar alineados a la altura del escritorio y debe permitir que los codos estén alineados entre 90 grados y 105 grados aproximadamente.

La importancia del soporte lumbar

El soporte lumbar es crucial en una buena silla de oficina. Según la especialista, la columna debe estar recta y erguida, y la zona lumbar (la espalda baja) debe estar apoyada en la silla.

La columna tiene una curva hacia adentro que se aplana cuando estamos sentados por períodos prolongados. No tener el soporte lumbar adecuado debilita las estructuras de la parte inferior de la columna.

Las mejores sillas de oficina tienen una función de ajuste lumbar para que pueda obtener el ajuste y el apoyo adecuados y mantener una buena postura durante la jornada laboral. Si no se tiene este apoyo, Fernanda Picón recomienda utilizar un cojín lumbar o, en su reemplazo, una toalla enrollada.

El respaldo adecuado

El respaldo de la silla de oficina debe poder soportar la curva natural de la columna y brindar el apoyo adecuado a la región lumbar. Para hacer esto, el respaldo de su silla de oficina debe tener entre 30 y 48 centímetros de ancho. 

Si el asiento y el respaldo forman una sola pieza, este respaldo debe ser ajustable en los ángulos que van hacia adelante y hacia atrás, que evite que el respaldo se mueva demasiado hacia atrás.

El material

La silla de oficina debe estar hecha de un material con suficiente acolchado para que pueda sentarse cómodamente durante períodos prolongados, preferentemente de un material respirable. 

Lo más importante es que la mejor silla de oficina no es la más original, sino la más cómoda, aquella que evita incomodidad y lesiones, al mismo tiempo que fomenta una buena postura. De esa manera, contribuirá a tener un ambiente laboral saludable y trabajadores mucho más productivos, sin contratiempos ni dolores de cuello o espalda.

Comentarios