¿Te sientes como un fraude? Quizás sufras del síndrome del impostor

Escrito por: Sodexo Chile

¿Has pensado alguna vez que eres un fraude? ¿Te preguntas si te mereces ciertos elogios? ¿O crees que te ofrecieron un trabajo porque no había otro candidato mejor? Probablemente tengas el “síndrome del impostor”, algo que afecta de manera desproporcionada a las personas de alto rendimiento, a quienes les resulta difícil aceptar sus logros. Es más, muchas veces lo atribuyen a golpes de buena suerte.

De hecho, importantes personajes públicos padecen el síndrome del impostor, incluso genios naturales como Albert Einstein, Michelle Obama y Jorge Luis Borges reconocieron sufrirlo. Se estima que un 70% de las personas lo sufre alguna vez, según un estudio del ​​International Journal of Behavorial Science.

¿Cuáles son los signos del síndrome del impostor y cómo se puede lidiar con esos sentimientos? En este artículo te lo contamos. 

¿Qué es el síndrome del impostor?

El síndrome del impostor es un fenómeno que ocurre a muchas personas al sentir que no son tan competentes como los demás perciben que son, como si fueran farsantes. En resumen, es la sensación de que eres un fraude en algún área de tu vida, a pesar de tus logros académicos o laborales.

A pesar de denominarse un "síndrome", no es una enfermedad mental diagnosticable. El origen del síndrome se le atribuye a las psicólogas Pauline Clance y Suzanne Imes, quienes utilizaron el término por primera vez en la década del ‘70. Un informe del Access Commercial Finance, afirmó que las mujeres son un 18% más propensas a padecerlo que los hombres. Esto se debe a la presión por ser buenas madres, excelentes trabajadoras y esposas.

Las personas que sufren este síndrome, pueden ser de cualquier estatus social, tener distintos antecedentes laborales, nivel de habilidad o grado de experiencia.

Diversos estudios plantean que las causas del síndrome del impostor se deben a distintos factores y circunstancias:

  • La crianza familiar y padres controladores o que valoran en exceso los logros.
  • Familias donde hay altos niveles de conflicto.
  • El comenzar un nuevo desafío como una carrera universitaria o una oportunidad laboral que te haga sentir que no perteneces y que no eres capaz.
  • El perfeccionismo y abrumarse con los posibles errores, incluso los más pequeños, o tener miedo de decir algo incorrecto en una conversación.
  • La ansiedad social: una persona puede estar haciendo una presentación y sentir que necesita terminarla antes de que alguien se dé cuenta de que no posee la capacidad para hacerlo o no maneja la información correcta.

Características del síndrome del impostor

Una persona que sienta síndrome del impostor puede experimentar alguno o todos de los siguientes sentimientos: 

  • Tiene problemas para evaluar de manera realista sus habilidades.
  • Atribuye su éxito a factores externos.
  • Sabotea su propio éxito.
  • Duda de sí mismo.
  • Teme no estar a la altura de las expectativas.
  • Establece metas muy desafiantes.

Consecuencias de sufrir el síndrome del impostor 

La presión por lograr y tener éxito, combinada con la falta de experiencia, puede desencadenar sentimientos de insuficiencia en estos nuevos roles y entornos.

Muchas personas viven en un estado latente de ansiedad debido a los sentimientos provocados por el síndrome del impostor, lo que potencialmente podría provocarles depresión. Y la ironía es que cuanto más logras, más aumenta el sentimiento de fraude/fracaso. Es como si no se pudiera internalizar las experiencias de éxito y que este se debe a la suerte y no al talento y/o al esfuerzo personal.

Según la Asociación Americana de Psicología, las personas que experimentan el síndrome del impostor tienden a no hablar de esto con nadie y luchan en silencio.

¿Cómo saber si sufres este síndrome?  

Según el libro El Fenómeno del Impostor de los autores James y Alexander Jaruwan Sakulku, se estima que el 70% de las personas experimentará al menos un episodio de este fenómeno en algún momento de su vida.

Para saber si tienes síndrome del impostor, hazte las siguientes preguntas: 

  • ¿Te angustias incluso por los errores más pequeños en tu trabajo?
  • ¿Tienes la continua sensación de que el resto va a descubrir que eres un fraude?
  • ¿Le restas importancia a tus habilidades y experiencia, incluso en áreas en las que eres más hábil que otros?
  • ¿Atribuyes tu éxito a la suerte o a factores externos?
  • ¿Sientes que no te has ganado un ascenso o ciertos elogios?

¿Cómo lidiar con el síndrome del impostor? 

El autosabotaje y los pensamientos negativos propios del síndrome del impostor pueden afectar muchas áreas de la vida. Pero es un fenómeno psicológico que se puede manejar aunque también muchas personas piden ayuda profesional. A continuación, te damos algunos consejos de la web de salud mental Verywellmind para cuidar tu salud mental. 

  • Comparte tus sentimientos. Habla con otras personas sobre cómo te sientes. En algunos casos, un terapeuta puede ser la mejor opción.
  • Intenta enfocarte en otros que pudieran estar pasando por lo mismo.
  • Evalúa tus habilidades. Si tienes dudas sobre tu competencia y desempeño, haz una evaluación realista de tus habilidades. Anota tus logros y luego compáralos con tu autoevaluación.
  • Cuestiona tus pensamientos y pregúntate si son racionales y realistas.
  • Deja de comparar. Al hacerlo siempre encontrarás algún defecto que alimente el sentimiento de no pertenecer o de no ser lo suficientemente bueno.

Acepta que tienes estos sentimientos propios del síndrome del impostor y trata de entenderlos. Y, por sobre todas las cosas, no dejes que se interponga en tus posibles logros.

Revisa acá más notas de Salud Mental

 

Comentarios