Inclusión de la mujer en el mundo laboral, un impacto positivo

Escrito por: Sodexo Chile

Hay muchas razones de peso para implementar una mayor diversidad de género en los lugares de trabajo. A medida que las mujeres continúan ejerciendo su influencia y allanando nuevos caminos en todo tipo de roles, incluidos los puestos de liderazgo y ejecutivos en industrias tradicionalmente dominadas por hombres, ahora les corresponde a las empresas dar un paso al frente y mejorar la paridad de género.

Según Worldbank, solo 1 de cada 5 compañías en el mundo tiene una directora ejecutiva o una gerenta de alto nivel. Sin embargo, no todo es negativo: este año el número de mujeres directoras ejecutivas en Fortune 500 alcanzó un récord con 44 mujeres al frente de las empresas más grandes de Estados Unidos.

Para lograr un progreso significativo hacia la igualdad de género, las empresas deben ir un paso adelante. Aquí te explicamos cuál es el valor de tener más mujeres en el mercado laboral y cuáles son los beneficios de posicionar líderes femeninas en las empresas.

 ¿Por qué buscan otras opciones?

Un estudio de McKensy indica que las mujeres líderes exigen cada vez más de sus empresas y hoy están más dispuestas a cambiar de trabajo para conseguir lo que desean.

Hay tres factores que impulsan a las mujeres a buscar otro trabajo:

1. Las mujeres líderes quieren avanzar, pero enfrentan muchas más dificultades que los hombres: experimentan microagresiones que socavan su autoridad, son mucho más propensas a que sus colegas insinúen que no están calificadas para sus trabajos y características personales como su género o ser madre influyen en que se les niegue o se les pase por alto un aumento de sueldo o un ascenso.

2. Sienten que tienen exceso de trabajo y que son poco reconocidas. En comparación con los hombres en puestos similares, las mujeres líderes hacen más para apoyar el bienestar de los colaboradores, lo que mejora notoriamente la retención y la satisfacción de los trabajadores, pero sus acciones no se recompensan formalmente. 

3. Las mujeres en altos cargos buscan una cultura de trabajo diferente. Quieren más flexibilidad y prefieren trabajar para una empresa que esté más comprometida con el bienestar de los trabajadores. 

Según afirma ONU Mujeres, “las empresas se benefician sustancialmente al aumentar las oportunidades en cargos de liderazgo para las mujeres. De hecho, se estima que las compañías donde tres o más mujeres ejercen funciones ejecutivas superiores registran un desempeño más alto en todos los aspectos de la eficacia organizacional”.

Y, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, las mujeres en puestos directivos contribuyen a aumentar el rendimiento empresarial.

Para el informe Las mujeres en la gestión empresarial: Argumentos para un cambio se realizaron encuestas en alrededor de 13.000 empresas de 70 países, en donde más del 57% de las organizaciones reconocieron que sus políticas a favor de la diversidad de género han contribuido a mejorar el rendimiento.

En casi tres cuartas partes de las compañías encuestadas hubo un aumento de su beneficio del 5 al 20%, porcentaje que en la mayoría estuvo entre el 10 y el 15%.

Fuente: 2019. Las mujeres en la gestión empresarial. Argumentos para un cambio. Organización Internacional del Trabajo.

¿Ser madre dificulta la promoción de mujeres en el mundo laboral? 

A menudo, las madres enfrentan obstáculos en el lugar de trabajo debido a la discriminación de género y a la falta de apoyo y políticas de conciliación de la vida laboral y familiar.

Por ejemplo, existe la presunción de que no estarán dispuestas a trabajar tanto como otros colaboradores debido a sus responsabilidades familiares. También pueden enfrentar dificultades para acceder a la formación y el desarrollo profesional que les permita avanzar en sus carreras. Pero hay diversos estudios y publicaciones que afirman que las madres son excelentes líderes para una empresa.

Es importante tener en cuenta que la discriminación de género y la falta de apoyo y políticas de conciliación de la vida laboral y familiar pueden dificultar la promoción de las mujeres, independientemente de si son madres o no. Es necesario tomar medidas para abordar estas barreras y promover la igualdad de oportunidades en el lugar de trabajo.

Sin embargo, una de las fórmulas para apoyar a las mujeres que sí son o quieren ser madres es a través de beneficios desarrollados especialmente para ellas. Por ejemplo, a través de Párvulo Pass que facilita la entrega del beneficio de sala cuna para las y los trabajadores.

Te puede interesar: Beneficios laborales que prefieren las mujeres

¿Y qué pasa en Latinoamérica y en Chile?

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las mujeres sólo ocupan el 15 % de cargos directivos en empresas en la región. Sólo 1 de cada 10 ocupan cargos como la gerencia o la dirección principal, lo cual demuestra que la desigualdad persiste en medidas de igualdad de género y oportunidades.

 En Chile, estamos mejorando la participación de las mujeres dentro de las grandes empresas, según IMAD 2022. Este índice, realizado por Mujeres Empresarias y la 

Dirección de Estudios Sociales UC, indica que el 80% de los directorios de las empresas analizadas (127 en total) tienen al menos una mujer, mientras que un 23% tiene mujeres en la primera línea ejecutiva.

“En 2017, 58% de las empresas no tenía ninguna mujer en el directorio. Este año llegamos a un 20%”, afirma Francisca Valdés, directora ejecutiva y cofundadora de Mujeres Empresarias.

Beneficios de tener mujeres en altos cargos

Uno de los factores que dificultan el acceso de las mujeres a puestos directivos es que muchas veces el mercado laboral exige disponibilidad en todo momento y en cualquier lugar, lo cual afecta de manera desproporcionada a las trabajadoras, sin considerar sus responsabilidades domésticas y familiares.

Pero los beneficios de tener mujeres en el poder son múltiples.

 

4 razones por las que tener mujeres en el poder tiene un impacto positivo en las empresas 

Además de aprovechar una mayor reserva de talento, los estudios demuestran que la contratación de mujeres aumenta los resultados positivos de la empresa.

La investigación sobre las empresas Fortune 500 que tenían más mujeres en sus directorios superó financieramente a las empresas con menos talento femenino. En una empresa en la que el 30%de los líderes son mujeres, se podría esperar agregar más de 1 punto porcentual a su margen neto.

Mayor satisfacción laboral

El equilibrio de género en el lugar de trabajo se asocia con resultados organizacionales positivos para todos. Un estudio realizado en Australia por el Centro para el Liderazgo Creativo encontró que tener más mujeres en el lugar de trabajo mejoró la satisfacción laboral tanto para mujeres como para hombres.

Los trabajadores cuyas empresas tienen un mayor porcentaje de mujeres en sus filas calificaron a sus organizaciones más favorablemente en:

  • Satisfacción laboral

  • Dedicación organizacional

  • Menor agotamiento

  • Más compromiso de los empleados

Las mujeres son jefas más comprensivas

Un estudio realizado por Gallup, empresa estadounidense de análisis global, descubrió que quienes trabajan para mujeres gerentes estaban más comprometidos con su lugar de trabajo y sufrían menos agotamiento.

No es ningún secreto que los colaboradores se desempeñan mejor cuando sus jefes los apoyan y es más probable que las mujeres utilicen estilos de liderazgo efectivos.

Mayor retención de trabajadores

Cuando hay más mujeres en puestos de liderazgo senior hay menos discriminación de género en el proceso de empleo. Las organizaciones con más mujeres también atraen y retienen a más colaboradoras, lo que significa que una inversión en ellas creará más diversidad de género en el futuro.

Más mujeres, más creatividad

Las empresas con mujeres en puestos de alta dirección experimentan lo que se denomina 'intensidad de innovación' y producen un 20% más de patentes que los equipos con líderes masculinos.

Una mayor representación femenina dentro de las organizaciones también se asocia con un estatus más alto. Las empresas más respetadas de Fortune tienen el doble de mujeres en la alta dirección que las empresas de menor reputación.

Recomendaciones para empresas

Según McKensey, para lograr un avance significativo hacia la igualdad de género, las empresas deben orientar sus esfuerzos en dos objetivos generales: lograr que más talento femenino ocupe puestos de liderazgo y retener a las mujeres líderes que ya tienen. 

Eso requerirá ir más allá de las prácticas comunes. Pero, ¿cómo hacerlo?

  • Ofreciendo capacitación más práctica y específica para que las mujeres gerentes tengan mejores herramientas para apoyar a sus equipos. 

  • Identificando qué obstáculos existen para que las mujeres logren promociones y asegurándose de que reciban ascensos a tasas similares de los hombres en cargos semejantes.

  • Entregando beneficios para mejorar las experiencias laborales diarias de las mujeres, que incluyan flexibilidad, beneficios de sala cuna y cuidado infantil, así como apoyo para la salud mental.  

  • Evaluar si los beneficios son equitativos entre trabajadores y trabajadoras e identificar quiénes necesitan un apoyo más específico.

Por lo tanto, si de verdad queremos más talento femenino en puestos gerenciales, necesitamos desarrollar y aplicar políticas que fomenten la inclusión y la conciliación de la vida laboral con la personal de sus colaboradores y colaboradoras.

¿Tu empresa está dispuesta a aplicar cambios significativos para que más mujeres se conviertan en líderes?

Conoce más sobre Párvulo Pass

 

Comentarios