Importancia de la inclusión y la diversidad en la empresa

Escrito por: Sodexo Chile

La diversidad y la inclusión son esenciales para las organizaciones de hoy. Las empresas que construyan una cultura realmente diversa e inclusiva son las que tendrán ventaja sobre sus competidores porque, si bien tener equidad en las organizaciones es ético, también es rentable.

Así lo demuestra el reporte de Mckinsey & Company, “La diversidad gana: cómo importa la inclusión” que indica que las empresas con más del 30% de mujeres ejecutivas tienen más probabilidades de superar a las empresas en las que este porcentaje oscila entre 10 y 30% y, a su vez, estas empresas tienen más probabilidades de superar a aquellas con menos mujeres ejecutivas o ninguna. 

En tanto, las empresas con mayor diversidad étnica y cultural son hasta un 36% más rentables que las empresas con menor diversidad.

Según datos de Bersin y Forbes que recoge SINTEC, las compañías con los índices más altos de diversidad e inclusión tienen un flujo de efectivo 2,3 veces más alto por empleado, en un período de tres años; están 1,8 veces más preparadas para el cambio; y tienen 1,7 veces mayor probabilidad de ser líderes de innovación en su mercado.

Además, tienen 3,8 veces mayor probabilidad de desarrollar a sus empleados para mejorar su desempeño y tienen 3,6 veces más probabilidad de manejar problemas de desempeño en su personal. También tienen 2,9 veces más probabilidad de identificar y crear líderes.  

Sin embargo, muchas empresas aún no tienen una estrategia de diversidad e inclusión en sus equipos, lo que puede tener un gran impacto en las organizaciones a corto y largo plazo. 

Mayor diversidad, más habilidades 

Según la abogada, autora y activista en temas de inclusión y equidad, Verna Myers, “Diversidad es que te inviten a la fiesta, inclusión es que te inviten a bailar”.

La diversidad y la igualdad de oportunidades en un equipo laboral permite tener un amplio abanico de colaboradores con diferentes habilidades, experiencias y conocimientos. Un entorno inclusivo permite integrar perspectivas más amplias al momento de resolver problemas y desarrollar ideas innovadoras y creativas.

Más talento para elegir 

Una empresa que fomenta la diversidad y la inclusión en su fuerza laboral tendrá más opciones de encontrar nuevos talentos. Esto permitirá también que las empresas atraigan a los mejores talentos, asegurando que se contraten las mejores habilidades y no basándose únicamente en la apariencia de la persona. Esto ayudará al crecimiento del negocio ya que solo se incorporará a los mejores candidatos.

Principio de valor compartido

De acuerdo a Michael Porter, economista y profesor de la Universidad de Harvard, gran parte del problema está en las mismas empresas que siguen teniendo una visión estrecha de la creación de valor, priorizando el desempeño financiero de corto plazo, mientras pasan por alto necesidades importantes que pueden determinar su éxito en el largo plazo.

Aquí es donde surgen distintas teorías, soluciones y herramientas de gestión que permiten a las empresas mejorar sus resultados de una manera innovadora y sustentable en el largo plazo.

Según The Golden Circle, teoría propuesta por Simon Sinek en su libro “Start with Why”, lo que motiva las decisiones de compra de los consumidores ya no es qué se vende o cómo se vende, sino el por qué se vende. Y cuando las empresas comunican su propósito, valores y creencias, logran inspirarlos y activar en ellos un área del cerebro que no es racional. Las decisiones ya no se enfocan en la mayor rentabilidad sino que en el valor adicional que tiene una simple transacción.

De inmediato se nos viene a la mente el concepto de responsabilidad social empresarial (RSE), el que surgió principalmente con el fin de mejorar la reputación de las organizaciones.

De aquí nace el principio del valor compartido: ya no se trata de optar por la filantropía sino de establecer una relación donde tanto la sociedad como las empresas se beneficien de la interacción.

El documento elaborado por Aha! Global Consulting – Beneficios de la inclusión: una perspectiva organizacional plantea que la inclusión laboral de personas con discapacidad genera beneficios para las empresas.

Desde la perspectiva laboral, es una estrategia donde todos ganan: las personas con discapacidad necesitan ser incluidas en el entorno empresarial y, a su vez, las empresas juegan un rol fundamental en las oportunidades o restricciones que tengan las personas con discapacidad. Es una inversión, ya que en el largo plazo resulta rentable.

Sin embargo, hay empresas que se resisten a entender el valor de la inclusión y la diversidad. Es hora de que adopten una postura más proactiva en el empleo de una fuerza laboral diversa que refleje a las personas reales de la sociedad actual.

La clave para construir una estrategia de diversidad e inclusión es asegurarse que esta se alinee con la estructura comercial general, partiendo por un proceso más inclusivo durante el proceso de selección y la contratación para atraer talento diverso. Pero no olvidemos que el esfuerzo también debe integrarse en toda la organización para así evitar garantizar la igualdad  y evitar cualquier forma de discriminación.

Comentarios