Cómo implementar el trabajo híbrido en las empresas

Escrito por: Sodexo Chile

Con la pandemia cambió la forma en que trabajamos: muchas empresas se plantearon trabajar de forma remota, pero cuando todo empezó a volver lentamente a la (nueva) realidad, se empezó a implementar el trabajo híbrido en la empresa, combinando el trabajo desde casa con la presencia en la oficina para crear un fluido intermedio que permite a los trabajadores ver dónde y cómo trabajan.

Tanto las organizaciones como los colaboradores, pueden beneficiarse de la modalidad laboral híbrida, tomando lo mejor de la oficina y del trabajo remoto. Las empresas pueden reducir el tamaño de la oficina, pero aumentar el número de trabajadores. Los empleados pueden disfrutar de un mayor control de su vida, aumentando el bienestar a través de un equilibrio más personal entre la vida laboral y personal.  

Lee más sobre las ventajas del modelo de trabajo híbrido.

Suena fantástico, pero el desafío está en implementar de forma efectiva un modelo de trabajo híbrido en la empresa. 

Modelos de trabajo híbrido

Hay más de un tipo de trabajo híbrido y es necesario conocerlos todos para así poder elegir el que mejor se adapte a la realidad de nuestra organización y sus recursos. 

El modelo básico

Esta modalidad corresponde específicamente para aquellos que están empezando con el trabajo híbrido o no están tan convencidos de la idea de un sistema completamente flexible.

Los colaboradores deben trabajar desde la oficina, pero un porcentaje de la fuerza laboral lo hace en modalidad de home office cuando sea necesario.

Para llevarlo a cabo, es importante conocer quién es elegible para el trabajo remoto y dejar claro cuándo y cómo el personal puede postularse para hacerlo.

El modelo a elección

Este modelo da prioridad a que los trabajadores trabajen desde casa, pero que puedan volver a la oficina cuando estimen conveniente o según el acuerdo al que hayan llegado.

Por ejemplo, la empresa puede pedirle al colaborador que sólo asista presencialmente cuando se requiera hacer trabajo en equipo, día por medio, uno o dos días a la semana, cuando hay reuniones importantes o actividades grupales, permitiendo así que los trabajadores se vinculen. 

El modelo ocasional 

En este modelo se espera que los colaboradores vayan a la oficina durante un cierto número de días u horas a la semana, mientras que el resto se dedica a trabajar desde casa. Si bien esta modalidad carece de la flexibilidad de un modelo a elección, sí permite cierto grado de libertad. 

Se puede desarrollar un sistema de rotación para saber cuándo y quién debe asistir a la oficina, o alternar una semana desde casa y la siguiente de forma presencial.  

La idea de implementar un modelo de trabajo híbrido es crear un entorno seguro y productivo para los colaboradores. Para lograrlo de forma exitosa, es importante tener en cuenta lo siguiente: 

Crear políticas y procedimientos claros

Indicar qué tipo de modelo de trabajo híbrido se implementará. Si el trabajo híbrido no es aplicable a todo el equipo, se debe comunicar con claridad quiénes son elegibles y cómo deben solicitarlo.

Además, asegurarse que todo el personal conozca sus funciones y responsabilidades, pero también las medidas disciplinarias en relación al trabajo híbrido.

Facilitar la comunicación entre su fuerza laboral 

La implementación exitosa de un modelo de trabajo híbrido está directamente relacionada con la comunicación interna de la empresa. Una posibilidad es adoptar una forma de comunicación asincrónica que permita al equipo comunicarse sin necesidad de responder de inmediato y que proporcione información con todo lo que necesitan para ejecutar sus responsabilidades en los tiempos asignados. 

Además, se pueden adoptar herramientas de mensajería instantánea como Slack, Microsoft Teams, entre otros, para ayudar a mantener a los colaboradores conectados.

Lee también: Consejos para una comunicación efectiva en el teletrabajo

Incorporar capacitación y desarrollo en el modelo de trabajo híbrido

Implementar el trabajo híbrido traerá nuevas demandas y desafíos que probablemente no hayan enfrentado antes. La organización necesita implementar el aprendizaje y el desarrollo para ayudar a garantizar la productividad de los miembros del equipo.

Recursos y tecnología 

Los colaboradores necesitan tener apoyo, capacitación, tecnología y equipos adecuados para trabajar sin contratiempos entre la casa y la oficina. 

Además, se debe proporcionar una lista de herramientas recomendadas y capacitación sobre cómo usarlas; poner en marcha medidas de seguridad adecuadas para mantener los datos seguros.

Beneficios para trabajadores en modalidad híbrida

Según el último estudio de People at Work de la empresa ADP, publicado en abril de 2022 y en el que fueron consultadas más de 5.000 empresas de Chile, Argentina y Brasil, informó que en Chile un 25% de las personas prefiere trabajar de manera presencial, mientras que un 18,9% prefiere trabajar en modalidad 100% home office.

La cifra dominante muestra que el 51,9% considera que el trabajo híbrido es una de las mejores opciones para este nuevo escenario laboral tras la pandemia.

 “La tendencia que más acomoda a los chilenos es, sin duda, el trabajo híbrido”, señala Luiz Bernabé, gerente general de ADP en Argentina, Chile y Perú.

Oportunidades de desarrollo profesional

Saber que en la empresa a la que pertenecen hay espacio para crecer profesionalmente, ya sea a través de oportunidades de capacitación, cursos en línea, u otros tipos de actividades es importante para todos los colaboradores.

Una persona que trabaja remota puede sentirse aislada de su compañía, por tanto, sentir que la empresa a la que pertenece lo valora, está involucrada en su crecimiento y desarrollo puede ser un gran plus y una gran motivación para atraer y retener talento.

Actividades virtuales

Muchas veces, las empresas se olvidan de construir un sentido de comunidad y entregar un espacio para que los trabajadores se relacionen. Y con el trabajo remoto e híbrido, esto puede dificultarse aún más.

Las actividades en línea sirven no solo para conocer mejor a los compañeros, sino para entender qué responsabilidades tienen y cómo se relacionan con las propias.

Hay muchas formas de mantenerse conectado, pero es responsabilidad de la empresa y de sus jefaturas el fomentar ese tipo de vínculo, incluso si los miembros del equipo laboral no están juntos en la misma oficina.

Lee también: Teletrabajo en Chile, cómo implementarlo con éxito

Horarios flexibles

Puede sonar como lo más lógico, pero no lo es. El hecho de que una persona trabaje fuera de la oficina no significa que lo haga en cualquier horario. Al contrario: generalmente debe estar sujeto al clásico 9 a 6 y a las reuniones espontáneas que puedan surgir.

Sin embargo, una de las ventajas más tangibles del trabajo híbrido es justamente que los colaboradores trabajan cuando se sienten más productivos. Además, es posible que tengan personas a cargo u otras responsabilidades que no son afines con el clásico horario laboral.

En un mundo laboral en constante evolución, las empresas deben adaptarse y ser capaces de incorporar los cambios que sean necesarios para impulsar la productividad sin perder la empatía con sus colaboradores: la pieza fundamental de cualquier empresa. ¿Está lista tu empresa para implementar el trabajo híbrido?

Comentarios