Beneficie la productividad laboral con estos tips de liderazgo

Escrito por: Sodexo Chile

Aumente el rendimiento y productividad laboral de su equipo como su líder

El bienestar emocional y laboral de sus trabajadores es una gran responsabilidad. No sólo bastan un buen sueldo o posibilidades de ascenso, el colaborador debe sentirse a gusto con sus líderes, y viceversa, para rendir más allá del mínimo.

Sus trabajadores quieren el reconocimiento laboral de parte de sus empleadores y de de sus pares.

Si quiere mejorar esa relación, y de paso el rendimiento y productividad laboral de su equipo o división, siga estos consejos que entrega la revista de negocios Harvard Business Review enfocados en sus propias habilidades como líder.

Dé el ejemplo 

El buen desempeño parte por casa. Un liderazgo positivo conlleva mayores sacrificios y esfuerzos para el líder. Si el jefe de cuadrilla o la gerente de la división quiere que su equipo produzca, y bien, deben dar el ejemplo desde la base, es decir, desde ellos mismos.

Organice mejor sus propias horas de trabajo; cuántas reuniones organizar, cuántos emails responder cada cierto tiempo, cuántos proyectos implementar al mes, por ejemplo. Mientras menos se sature de trabajo de forma ineficiente, tendrá más tiempo para liderar y para preocuparse del trabajo de los demás.

Ponga límites 

Una cosa es decidir los goles a meter, y otra muy distinta es hacerlos. Cada líder debe manejar tanto el aspecto global del trabajo a realizar, como el detalle. Y esto incluye conocer las capacidades del equipo para cumplir con compromisos. Para ello es recomendable que junto a sus trabajadores establezca de forma clara y factible las metas de corto, mediano y largo plazo. Mida y evalúe después junto a cada trabajador por separado la capacidad real de éste para alcanzarlas; para medir cuánta presión ellos pueden manejar, su mejor barómetro son sus colaboradores. Con esto podrá designar los tiempos y personas idóneas, fijar expectativas claras para tareas específicas, y no perderá recursos ni generará conflictos innecesarios.

Delegue 

Acompañar a sus trabajadores y establecer metas claras junto con ellos le permitirán tener una visión tanto global como localizada de la carga de trabajo. Pero no caiga en la mala práctica de micro gestionar los proyectos. Establezca los lineamientos básicos del trabajo, describa los objetivos generales y específicos, y luego delegue. Que sus colaboradores tengan la autonomía para lograrlos como ellos estimen conveniente y eficiente. Verá cómo la productividad de su equipo aumenta y el clima laboral mejora gracias a esa libertad y voto de confianza.

En resumen, evite los cuellos de botella por querer manejarlo todo. Ni usted, ni su equipo ni su empresa se benefician.

Comuníquese bien 

Como jefe o líder, usted es quien debe dar cuenta por los los resultados y errores de su equipo, hayan sido o no de su responsabilidad. Si comunica mal sus objetivos, planes o ideas, puede generar hasta el 60% de los problemas de su empresa, según el teórico de management Peter Drucker. La mala comunicación es también el principal motivo de renuncia de los trabajadores, más que la falta de oportunidades de ascensos o de un aumento de sueldo, según una encuesta de la consultora internacional Korn Ferry. Si es viernes en la tarde y le envía una petición a su colaborador, indique si lo quiere para el lunes o bien puede esperar. Si no, va a generar resentimientos y frustraciones innecesarios. “El profesional llega por la empresa, y se va por el jefe”, es el dicho. No deje que esto le pase porque no supo decir bien lo que quería. Haga comunicación laboral efectiva; hable claro y con un vocabulario que todo su equipo entienda, y establezca específicamente qué es lo que quiere.

¿Cuánto debería invertir su empresa en alimentación?

Administre las reuniones 

La próxima vez que convoque a una reunión, deje las reglas claras. Para que sea una reunión de trabajo efectiva, envíe el material a discutir antes de tiempo, y establezca que la reunión servirá para discutir, no para leer. Fije un horario de trabajo que no sobrepase la hora; las reuniones largas agotan emocional y físicamente. No organice reuniones inmediatamente antes o después de almuerzo, y cerca de la hora de salida laboral; biológicamente, la mente de sus trabajadores estará enfocada en comida o en salir temprano. Dado que usted ya estará en conocimiento del estado de avance global de los objetivos de trabajo, enfóquese en solucionar los obstáculos o cuellos de botella. 

Salga a recreo laboral 

Siga dando el buen ejemplo hasta en sus momentos de ocio en la oficina. Que su equipo y otros colaboradores de la empresa vean que ocupa estos tiempos de descanso en la jornada laboral realmente para recargar energías, dando una caminata breve al aire libre, escuchar un poco de música, leer un libro, o bien compartir con los trabajadores fuera de la oficina, quizás invitándolos a tomar un buen café después de almuerzo

Revisar el Facebook o el Twitter no es buena idea, ni tampoco pegarse al celular, puesto que no hay una clara señal de separación del trabajo.

Pida ayuda 

Si usted se preocupa de su equipo, está pendiente de sus necesidades, conoce sus capacidades y no le asigna más trabajo del que puede manejar eficientemente, sus colaboradores estarán contentos. Y querrán devolverle la mano. Así que cuando se sienta saturado o bien surgió un inconveniente que dificulta su propio trabajo, mire al lado y pida ayuda. Querrán apoyarle porque sabrán que a cambio recibirán su reconocimiento y voto de confianza. Esto contribuirá a su estado emocional y, en consecuencia, a mejorar su rendimiento.

Cuánto debería invertir su empresa en alimentación?

Comentarios